jueves, 23 de octubre de 2014

Cocodrilo, bote, cocodrilo, bote...



La vida es una secuencia en sí misma. El mundo que nos rodea se estructura en una secuencia tras otra. Desde las cosas más simples (lavarse las manos, hacer un sándwich, dibujar,…) hasta la planificación de un trabajo más elaborado como puede ser la resolución de un  problema.

Es habitual encontrar dificultades en la comprensión y desarrollo del pensamiento secuencial en chicos/as con TEA.

En nuestro trabajo diario con los chicos seguimos un esquema de enseñanza-aprendizaje que va desde el pensamiento secuencial más básico al de más dificultad, pasito a pasito.
Generalmente, esta habilidad la abordamos desde momentos iniciales de la intervención cuando realizamos las agendas (tanto de carácter general como de trabajo en mesa) con nuestros chicos.
No obstante, de manera más específica seguimos el siguiente proceso.


-         Series con objetos reales.

-         Series de dibujos.

-         Series teniendo en cuenta nociones conceptuales

-         Secuencias con suma de elementos.

-         Historias temporales.



Empecemos por el principio (si en una entrada de pensamiento secuencial se nos ocurre empezar por el final, menudo ejemplo… ;-))

Series con objetos reales

Elegimos objetos muy diferentes entre sí que faciliten  la discriminación

Es fundamental usar una plantilla que permita al niño colocar el objeto encima, que facilita la comprensión de la tarea así como dónde empieza y dónde acaba.

Nosotros comenzaremos dicha secuencia y el niño debe continuarla. Para apoyarle podemos ir denominando los elementos (cocodrilo… bote… cocodrilo… bote…). Es más, si el niñ@ se equivoca, comenzaremos desde el principio denominando los elementos (o le ayudaremos a que él lo haga) y nos callaremos ante el hueco libre para que él decida cual poner…







Cuando el niño es capaz de realizar diferentes secuencias con objetos distintos pasaríamos al siguiente paso.

Series de dibujos

Para ello elegiremos imágenes que también se diferencien bien entre sí. Podemos aprovechar sus intereses para que el niño se implique más en la actividad.

Al pasar de 3 dimensiones a 2 (figura plana) el niño deberá fijarse más y habremos aumentado en dificultad.






A continuación seguiremos con las series que impliquen nociones conceptuales.

Como hemos comentado anteriormente debemos comenzar con aquello que es más fácil de discriminar, series de 2 elementos con una sola variable (la más fácil suele ser el color)







Poco a poco iremos incluyendo más variables y más elementos. Por ejemplo: variables de color y forma, color-forma y tamaño, 3 elementos,…
 
 













Cuando el niño ya no necesite ayuda para realizar estas series podemos abordar las secuencias que implican suma de elementos

Llamamos suma de elementos a una secuencia que implica añadir un elemento más en cada paso para lograr un resultado global.

Gráficamente lo veréis mejor







Es importante que el niño antes de empezar la secuencia vea claramente cual es el resultado final que esperamos (construcción del coche, de la casa,…)

Aunque parezca de lógica aplastante a veces estos detalles se nos escapan e intentamos que los niños vean la secuencia de un “objeto fantasma”.

Además esta actividad podemos aprovecharla para la construcción más manipulativa (cartulinas) y el desarrollo de la expresión gráfica (dibujar)



Mago formado por figuras geométricas












No os olvidéis de empezar con cosas sencillas, con pocos elementos y cotidianas.



Por último abordaríamos las secuencias temporales.

Podemos empezar con dos o tres viñetas para ir aumentando de número poco a poco.

Fundamental: elegir historias que han sido vivenciadas por los niños y acordes a su edad de desarrollo.

Si nunca han regado una planta y la han visto crecer, no sabrá qué es lo que se hace primero y qué viene después.







Secuencia corte de pelo









Además, existe una aplicación muy interesante para trabajar estas historias: iSECUENCES. Se puede configurar por dificultad, número de viñetas,…

Da mucho juego!!



iSECUENCES



Estas actividades (historias temporales) también serían aprovechables para
- trabajar el juego simbólico (hablaremos de este en próximas entradas) ya que el niño puede representar la historia con pequeños muñecos.
- relación situación - emoción
- comprensión de nociones mentalistas
- estructuración del lenguaje, habilidades narrativas
- lenguaje coloquial... 



Una cosilla más antes de acabar. A la hora de plantear la tarea de seriar o secuenciar, suele ayudar poner en vertical y a la izquierda del niñ@ el material a colocar (generalmente no en el orden que se tiene que poner... )



Esperamos que la entrada os resulte útil. A secuenciar se ha dicho…



No hay comentarios:

Publicar un comentario